miércoles, 1 de febrero de 2017

Segunda Oportunidad para la Nagusien de Romo. @GetxoUdala

Con la aprobación de los prepuestos del Ayuntamiento para el 2016 pactados entre PNV/PSE y EHBildu, quedaba claro que la Nagusien de Romo se cerraba y sus usuarios se trasladaban forzosamente a la Kultur.

De poco servían las protestas, en las que participaban los miembros de EHbildu. Aquellos presupuestos NO reservaban ni un euro para el mantenimiento de la Nagusien. Tampoco preveían ningún proceso participativo (en cambio si se incluían uno para la Venta y otro para la Cas de las mujeres) y al contrario incluía partidas económicas para el realojo de los usuarios de los apartamentos tutelados de la Nagusien Etxea.

 Y además se votó expresamente en contra enmiendas para arreglar la Nagusien Etxea.

La desidia e inoperancia del Alcalde y sus compañeros de viaje, han dado una Segunda Oportunidad a los usuarios de la Nagusien.

El traslado preparado para Septiembre de 2016 se ha retrasado y ahora en 2017 tenemos que aprobar un nuevo presupuesto que puede dar la vuelta a la situación actual.

Tan solo hace falta cumplir con lo solicitado por la Plataforma Romo por un Desarrollo Urbanistico Sostenible” que han solicitado a todos los partidos.

“..que destine los recurso necesarios para garantizar que los servicios que actualmente se prestan en los edificios de la Nagusien Etxea y Euskaltegi de Romo se den en las debidas condiciones de ornato, salubridad, accesibilidad y confort que los usuarios merecen.

Solo con que los presupuestos incluyan esta partida  y que los firmantes del presupuesto se comprometan a evitar el traslado de los usuarios de la Negusien Etxea, el tema quedaría resuelto y la Nagusien salvada.

Nosotros seguimos considerando que nuestros mayores donde mejor están es en el actual edificio de la Nagusien, con las reformas necesarias. y por ello presentaremos una enmienda en este sentido a los presupuestos que nos vuelvan a plantear PNV y EHBIldu.

Otros iran a manifas y llevarán pancartas y a la hora de la verdad, a la hora de firmar los presupuestos y dar el visto bueno a las políticas del PNV, volverán a dar la espalda a los vecinos de Romo y también a los de Andra Mari.