viernes, 24 de julio de 2015

Vuelven los pabellones de Errekagane en #Getxo


En el pleno de hoy, casi de puntillas, han vuelto a aparecer los pabellones de Errekagane.

            Ese engendro de edificio, que ocupa un espacio que tenía que ser libre y de disfrute vecinal, ha estado, está y seguirá estando ocupado por un grupo de jóvenes a los que este Alcalde debe tener especial estima.

            Hoy en el pleno, con el voto de GUK,BILDU, PNV Y PSE y la Abstención de Ciudadanos, se ha autorizado la disposición de 95.000€ para el proyecto de su restauración.

            Algo deben tener estos jóvenes de Romo, cuando se les permitió ocupar una propiedad, se les permitió cultivar tomates en la vía pública, hacer conciertos cobrando entrada, vender bebidas, incumplir horarios etc.

            Cualquier otro debemos pedir permisos, seguridad, autorizaciones del gobierno vasco para cobrar entradas, pagar impuestos etc estos no.

            Algo deben de tener cuando en lugar de derribar el edificio, aprovechando las obras del río gobela y hacer un conjunto urbanístico, prefieren derribar el parque Arenas Club y proteger este edificio.

            Algo deben de tener cuando se les cede un edificio municipal entero, en Ezequiel Aguirre para que continúen su actividad.

            Algo deben de tener cuando ahora se va a invertir el dinero de nuestros vecinos, varios miles de euros, para arreglar el edificio y volver a entregárselo.

            No tengo nada en contra de estos jóvenes en concreto, de verdad, nada de nada, pero considero que todos los jóvenes del municipio deberían estar en igualdad de oportunidades para disfrutar de estos privilegios y en todo caso del edificio de los pabellones.

            Considero que otros grupos de jóvenes, asociaciones, etc. deberían poder usar este edificio (sino conseguimos que lo tiren) en igualdad de condiciones de los que yo considero privilegiados.

            Pero bueno,  fueron acuerdos PNV/BILDU a cambio de la financiación del Antzoki que eso si, pagamos todos los vecinos.