viernes, 28 de noviembre de 2014

Corre Landa corre, que llegan las elecciones.


Despues de toda la legislatura con los brazos cruzados, a nuestro Alcalde le ha entrado el apretón electoral.

En tres años el PNV solo ha arreglado los aseos de Ereaga y ha puesto una rampita en Zugazarte. Bueno también ha pintado las calles de blanco para decir que ha puesto kilometros y Kilometros de Bidegorris que se miden en litros de pintura blanca.

Ultimamente ha empezado a hacer como que asfalta las calles, porque lo que esta haciendo es parchear trozos de calles, lo nunca visto en Getxo, tarda más en desplegar las maquinas que en asfaltar el trozo ridiculo de cada calle.

Ahora empapela nuestros portales con nuestro dinero, con la obra de la cobertura  Maidagan, presentando el mismo proyecto de siempre, al que le siguen faltando baños públicos.

Si embargo no cuenta en esos folletos que las obras del metro terminaron hace tres años y que el dinero para estas obras fué entregado a este Ayuntamiento hace dos, y que la obra ha estado parada para acercarla a las elecciones.

 Más nos hubiese valido que el consorcio de transportes hubiese rematado las obras, tendríamos el parque hace varios años, a mi hija por ejempl, ya se le ha pasado el tiempo de disfrutar del parque.

Igual estamos con la reforma de Ollaretxe en Algorta, la obra tiene el dinero entregado por la Diputación hace años, y el proyecto presentado, presentado y vuelto a presentar por el Alcalde y es ahora que se acercan las elecciones cuando parece que van a empezar.

Y que ha pasado con Punta Begoña, un año de retraso para poner unos andamios, seguro que antes de las elecciones podemos subir a ellos.

Y que pasa con las obras del Puente de Fadura, pues en teoría empiezan ahora en Diciembre, para que para las elecciones estén terminadas, bueno ya lo veremos.

Tambien ha encargado el Alcalde, con dinero público claro, proyectos para los pabellones de Errekagane, el Euskaltegi y la Nagusien de Getxo, fijo que antes de la elecciones nos lo presenta.

Solo espero que los ciudadanos se den cuenta de esta forma de trabajar que perjudica claramente a los vecinos y solo beneficia  su partido y, en las proximas elecciones, se lo hagan ver con sus votos.