viernes, 10 de mayo de 2013

El Aforo del #Getxo Antzoki y los Conciertos Clásicos

    Desde el Partido Popular,  junto con alguna asociación vecinal, siempre hemos denunciado la sobre dimensión del Getxo Antzoki que se está construyendo en Algorta.

    Siempre hemos denunciado que el salón principal de 700 personas es excesivo, pues la media de asistencia a teatros en el País vasco en 2011 según Sarea (Red Vasca de Teatros) es de 122 personas .

   Y por otro lado, esa misma sala se queda pequeña para los grandes actos, por los que somos famosos, como el Jazz, Folk, Habaneras,  con 2.000 o 2.500 personas y nos obligará a mantener las carísimas carpas mientras el Getxo Antozkia permanecerá cerrado.

     Estos son los datos
                      
GASTOS
Promoción y gestión multimedia2.837,45
Publidistrito comunicación y Diseño s.l.302,50
Soprano Anda-Louse Bogza y Pianista Adam Skol8.712,00
Miguel Ituarte4.840,00
Goldberg ediciones S.L.10.769,00
SurEuskadi1.186,00
Campaña Radios750,00
TOTAL GASTOS29.396,95
CONCIERTOSASISTENTESRECAUDACION
DIA 2.- Freetwork Quintet130928,00
DIA 9- Anda Louse Bogza/Adam Skoumal1451.096,00
DIA 16.- Miguel Ituarte1731.376,00
TOTAL INGRESOS4483.400,00


    Los Conciertos Clásicos de Getxo, se han celebrado en la Escuela de Música de Las Arenas que tiene un aforo de 350 personas, no se llegó ni a la mitad del aforo en ninguna de las actuaciones. Por lo tanto no es problema de espacio y me reafirmo en que el Antzoki no atraerá a más público.

    Si la asistencia media ha sido de 149 espectadores, que haremos con una sala de 700??.

    Los resultados económicos son otro tema a revisar, si restamos los ingresos a los gastos, resultan pérdidas de 25.996€.

    Cada día  nos ha costado 8.665€ y que el coste por espectador ha sido de 58 euros frente a los 8 euros que han pagado por asistir. 

     Yo creo todo esto merece una reflexión porque la excusa de la cultura se come el presupuesto municipal que podía estar destinado a cosas más necesarias, porque en Getxo también hay gente necesitada. Aunque el Alcalde reniegue de ello.