miércoles, 9 de enero de 2013

Kultur Etxea Romo. Otro engaño a los vecinos de #Getxo

   " Tierra Quemada". Esta era la técnica que se aplicaba por el ejército Alemán en su retirada cuando daban por perdida la segunda guerra mundial.

    Justo antes de las últimas elecciones municipales, hace casi dos años, el Alcalde de Getxo derribó la antigua Kultur Etxea, no fuese que ganase el PP y algún constructor dejase de ganar dinero.

   Su gracieta, ha supuesto que Romo haya estado sin Kultur Etxea desde hace dos años, con mejor o peor fortuna el antiguo edificio daba su servicio. (si a esto le unimos el regalo a la Diputación del edificio del mercado de Las Arenas donde estaba otro Aula, dos barrios enteros han estado sin lugares públicos).

   Desde un primer momento la nueva Kultur de Romo no gustó a nadie. PP, Pse y los vecinos de la zona se opusieron no a la idea, sino al proyecto elegido, por distintas razones.

    No hay duda de que Romo necesita un  nuevo Kultur pero el edificio proyectado es excesivo para la zona, encajado en el terreno, supera las viviendas de los alrededores,  el precio es desmesurado 8 millones solo de construcción (luego hay que equiparlo).

    En el pleno de noviembre de 2011, al poco de andar esta legislatura, yo mismo presenté  y defendí una moción en la que solicitaba la revisión de este proyecto para adecuarlo a las demandas vecinales.

   La moción se aprobó con el apoyo del PSE local y aunque esperaba el apoyo de BILDU, estos se abstuvieron por razones peregrinas, ignorando a los vecinos de la zona.

   Despues de un periodo de "reflexión" de dos años, el Alcalde ha decidido de nuevo gobernar para su Batzoki y no para el pueblo y decide construir el Kultur tal y como lo había decidido inicialmente.

    Es cierto que se reunió con los vecinos de la zona, pero sus reuniones solo han sido un paripé. Nunca tuvo voluntad de atender sus demandas, nunca voluntad de escuchar, ahora bien, le han servido de parapeto para decir que el proyecto ha sido consensuado trás escuchar a los vecinos de la zona. Que poca verguenza.

   Y mientras tanto sus socios de gobierno, los concejales y concejalas de Bildu, mirando para otro lado.

     Le aprueban la subida de impuestos, le aprueban la financiación del Antzoki, le aprueban el contrato de Basuras, ¿¿¿no podían haber exigido a cambio la adaptación de la Kultur a las demandas vecinales??. I

    Imagino que habrán conseguido algo mejor para los vecinos de Romo. Ya nos lo contarán.