sábado, 16 de junio de 2012

Verguenza debería darles


    He podido leer en la prensa y después confirmar con la residencia del Sagrado Corazón de Bilbao unos hechos que  nos avergüenzan a todos los getxotarras.


    Se trata del vejatorio trato que nuestra Policía local dispenso a los ancianos de la residencia a cuyo autobús se prohibió que acudiera a recogerlos, y los pobres señores y señoras tuvieron que ir cogiendo taxis desde Tamarises a la cruz roja donde estaba su autobús.

     No cuestiono la labor del Policía local de turno que a buen seguro no hacía  más que cumplir instrucciones, pero si la vergonzosa labor de sus mandos y su gran falta de sensibilidad y adaptación a las circunstancias concretas del momento.


     Más vergonzoso sin embargo es, que ningún responsable político del equipo de gobierno estuviese al teléfono para solucionar el problema, ni el Alcalde,  ni la concejala de seguridad ciudadana tenían el teléfono encendido o si lo tenían, se hicieron los orejas.

     Es preocupante saber que nuestro pueblo no es dirigido ni supervisado por nadie después de las tres de la tarde !vergüenza debería darles!