miércoles, 13 de junio de 2012

El Alcalde de Getxo y las preferentes. ¿A quien defiende nuestro Alcalde?

     Esta es la propuesta del Partido Popular en el pleno del mes de Mayo

PRIMERO.- Instar al más alto nivel a los presidentes, directores y responsables de zona de las entidades con sucursales en Getxo para que negocien una salida para los ahorradores que necesiten de forma urgente sus ahorros.

SEGUNDO.- Instar a los órganos de consumo existentes en el municipio a verificar el cumplimiento por parte de las entidades comercializadoras de estos productos de la normativa de consumo.

TERCERO  Dar traslado de estos acuerdos al Consejo de Ministros, y en especial al Ministerio de Economía y, así como a los grupos parlamentarios del Congreso y el Senado, al Parlamento Autonómico, a la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE) y a las asociaciones vecinales del municipio

     Pedíamos proteger a los pequeños ahorradores de Getxo estafados con las obligaciones preferentes comercializadas por muchos de los bancos presentes en nuestro municipio.

    El Alcalde de Getxo en lugar de eso, quiso hacerse burla del tema, acusando al PP de 
Getxo la crisis de Bankia y la mundial si hace al caso.

  Como quiero creer que el Alcalde no es un ignorante, entiendo que intentaba menospreciar al PP, pero considero que con ello solo consiguió menospreciar a los engañados ahorradores de Getxo, porque desde luego al PP las criticas del Alcalde nos importan un bledo.

    Una vez más, el Alcalde no sabe diferenciar su cargo como Alcalde de todos los Getxotarras y su cargo como líder de un partido  muchos de cuyos afiliados seguro que tienen preferentes y no han entendido la posición de su partido.

      Hay tiempo para todo, tiempo para ser Alcalde de todos y tiempo para ser político del Pnv, lo que hay que saber es diferenciarlos.

P.d. Mención aparte merecería la posición de Bildu denunciando la ambición desmedida de los jubilados, pensionistas, y pequeños ahorradores del municipio que decidieron fiarse del director de su sucursal para ganarse unas perrillas.